5 consejos científicos que pueden ayudarte a estudiar mejor

Categoría: Noticias por el June 21, 2015

Seguro que ya enfilas la recta final de los exámenes. Estarás hasta el gorro de los libros, apuntes, subrayadores y sesiones intensivas de estudio. Sin embargo, presta atención, pues existen algunos consejos probados científicamente que pueden ayudarte a estudiar mejor.

Estudiar para exámenes.

Estudiar para exámenes.

A continuación, te presentamos tres de ellos.

1. Las horas de sueño son capitales

Cuanto más duermas, mejor rendirás en el estudio. Eso no garantiza mejores notas, pero científicamente te prepara mejor para tenerlas.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Brigham Young, publicado en The Eastern Economic Journal, dormir más horas afecta directamente a una mejor rutina y rendimiento en el estudio. Siete horas es la cantidad mínima recomendada para estar en disposición de conseguir buenos resultados en las evaluaciones.

El sueño hace que consolidemos mejor los conceptos y que el aprendizaje sea más fluido. El déficit de horas con la almohada, por el contrario, puede generar daños neuronales.

2. Adiós a estudiar ‘de carrerilla’

Memorizar toda una lección “de pe a pa” sin enterarnos de lo que estudiamos no sirve para nada. Muchas veces ni para aprobar.

Según un estudio realizado en 2011 y publicado en la revista Science, el método más efectivo para estudiar es ponerse a prueba, realizar simulacros de examen una vez que hayamos estudiado lo suficiente. Este sistema mejora el volumen de aprendizaje hasta en un 50%.

En dicho estudio, se comprobó que el método de memorizar y repetir de carrerilla lo aprendido es uno de los métodos menos eficaces para retener contenidos.

3. Cuantas menos bebidas energéticas, mejor

En casi cualquier estudiante, reside un pensamiento de que cuantas más bebidas energéticas se tomen, mejores rendimientos se tendrán. Gran error.

La mayoría de este tipo de bebidas para combatir el sueño y “ayudar a la memoria” (como su publicidad anuncia) están compuestas principalmente por fosfatidilserina o taurina, ninguno de los cuales ayuda a mejorar la memoria, el aprendizaje o la capacidad para recordar, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.

4. Controlar las emociones

En largas jornadas de estudio y periodos aparentemente interminables, también es importante saber controlar las emociones que pasan por nuestra mente. Desesperación, hastío, incapacidad… Muchas sensaciones atacarán la mente cuando estemos saturados de estudiar, pero hay que saber controlarlas.

Desarrolla una mente prodigiosa o El poder del ahora son obras que pueden ayudar a estudiantes en pleno bombardeo de exámenes o a aquellos que ya han terminado a mejorar sus capacidades y controlar su mente.

Examenes

Desperación, hastío… Exámenes.

5. Sesiones de 25 minutos

Existe un pensamiento bastante arraigado por el que se piensa que cuantas más horas seguidas se pasen delante de los apuntes, más productiva será nuestra sesión de estudio. Pero no siempre hay que castigarse tanto para ser eficiente.

Es más, una buena práctica a aplicar es la técnica Pomodoro, que consiste en dedicarle 25 minutos a una única tarea con máxima concentración y sin distracciones. Después del tiempo estipulado, se pueden hacer cinco minutos de descanso, y vuelta a empezar.

Mediante este formato, algunos estudios sostienen que se aprovecha más el tiempo, dado que en 25 minutos es posible mantener mejor la concentración que en si se establecen períodos más largos.

¿Buena experiencia?

También puede haber sido tu primer año en la universidad. Bonita experiencia, ¿verdad? Seguro que Algo tan sencillo como tuitear te quiero evoca en ti sentimientos que has ido viviendo durante todo el año. Emociones, nuevas amistades, expediciones nocturnas… El primer curso de la mejor etapa de tu vida.

Fuentes: Noticias.universia.es, Grizmodo

Tags: , , ,

Sobre el autor ()

Comments are closed.