Celebra el día mundial del teatro con estas 10 obras

Categoría: Noticias por el March 27, 2014

Hoy celebramos el día mundial del teatro; un arte que conmueve, ilumina, incomoda, perturba, exalta, revela, provoca y trasgrede.

Tal y como dijo Jean Luis Barrault “El poder esencial del teatro es dejar de lado todo lo que separa a los hombres : diferencias de raza, de educación religiosa o política, diferencias de lenguaje; en cambio, pone de relieve todo lo que los hombres tienen en común : la risa y las lágrimas, la alegría y la tristeza, la felicidad y la angustia, en una palabra : lo que es dominio del corazón. El teatro hace aparecer el corazón común de todos los hombres, en esto es el más eficaz vehículo de paz”.

id-23757-teatro

Este día es celebrado en cada rincón del mundo desde el 27 de marzo de 1962, cuando tuvo lugar la apertura de temporada e inauguración del Teatro de las Naciones de París.

Para hacer nuestro personal homenaje a este día, vamos a hacer un repaso de las 10 obras teatrales más famosas que te aconsejamos leer y si tienes la oportunidad ver.

 


1. Romeo y Julieta de William Shakespeare

Romeo y Julieta es una de las obras más conocidas y peor entendidas. En ella Shakespeare hace una crítica feroz del amor pasión, presentando a unos inmaduros amantes que mueren empujados al margen del conflicto familiar por su propia inconciencia.


2. Hamlet de William Shakespeare

Esta es quizá su obra más famosa .
El rey de Dinamarca ha sido asesinado por su hermano Claudio, que ha usurpado el trono y desposado a la viuda sin respetar el período de luto. Hamlet, hijo del rey asesinado, es el prototipo del hombre, sumido en las dudas existenciales ante la traición y la venganza.


3. El Sueño de una noche de verano de William Shakespeare

Se configura como la pieza más singular y popular. En ella conviven y armonizan el mundo real y el sobrenatural, el deseo y la razón, la cordura y la locura, en una mezcla de tradiciones que Shakespeare reinventa y transforma para crear un mundo de ensueño, infantil y lúdico, rico en posibilidades escénicas, que da vida al contraste entre imaginación y realidad.

4. La Vida es sueño de Calderón de la Barca
Es posiblemente la obra dramática más importante del Siglo de Oro español. En ella, se expone la problemática de la libertad humana ,la relación entre vida, muerte y sueño.

Segismundo, hijo del rey de Polonia, encerrado en su torre e ignorante de su alcurnia, es la metáfora del hombre que siendo un ángel caído, desconoce su naturaleza divina. La vida es como un sueño que al despertar tan sólo nos deja en la boca un regusto amargo.

5. La Casa de Bernarda Alba, de García Lorca

Tiene su raíz en el autoritarismo de Bernarda, quien, al imponer un riguroso luto de ocho años de duración a la muerte de su segundo marido. Esto va a crear un tenso conflicto con los deseos naturales de gozar de la vida y del amor de sus cinc o hijas, que no conciben vivir aisladas como si estuvieran en un convento o en un presidio.


6. La Celestina, de Fernando de Rojas

Calisto conoce a Melibea y nace en él una obsesión que solo podrá calmarse si logra encontrarse con ella. Pero las normas sociales de la época lo impiden, y obligan a la mujer a dar una negativa. Sempronio, criado de Calisto, aconseja a su señor que se sirva de la ayuda de Celestina, que tiene buena mano en estos asuntos. Se inicia entonces una loca carrera en la que todos los personajes buscan de forma egoísta su propio beneficio, aun sirviéndose de engaños y mentiras
Todos ellos se dejan llevar por sus propias obsesiones, que irremisiblemente les conducirán a la tragedia.


7. Don Juan Tenorio, de José de Zorrilla

El arquetipo de Don Juan se convirtió durante el siglo XIX en uno de los personajes favoritos del romanticismo europeo.
El atractivo del argumento -el seductor que consigue redimirse por amor- y la hábil evolución de la trama, unidos a una versificación sonora, contribuyeron a la extraordinaria popularidad de esta obra, la más conocida en el teatro de habla española.

8. La Divina Comedia, de Dante Aligheri

Un viaje por el mundo de ultratumba, cuyos precedentes se hallan en la mitología grecolatina, mezclados con leyendas nórdicas y árabes, y todo ello teñido de fervor cristiano.
El conjunto de la obra comprende tres partes: Infierno, Purgatorio y Paraíso.


9. Bodas de Sangre, de García Lorca

Ejemplo esencial de su obra dramática, que construye a partir de un hecho real, una pequeña noticia del periódico, una tragedia cargada de lirismo y de elementos simbólicos. Escenifica, en prosa y en verso, la crónica llena de presagios de una pasión, de la lucha por una mujer que lleva hasta la muerte a los dos rivales.


10. Tres sombreros de copa, de Miguel Mihura

Sorprende por la originalidad de una nueva concepción del teatro de humor, un humor amable, casi absurdo —antes de que se hablase de teatro del absurdo— y, sobre todo, denunciador de vulgaridades y comportamientos de la burguesía. Desgraciadamente, la sociedad española no lo entendió así y hasta 1952 no se estrenó esta verdadera joya de la literatura dramática contemporánea.

 

Para homenajear este día, la comunidad de Madrid celebra La noche de los teatros que concentrará una programación de más de 100 actividades en 68 espacios diferentes a precios muy asequibles.
En definitiva, una noche para recordar a los dramaturgos, directores, actores y todos los que hacen posible que el teatro siga adelante.

 

Fuente: Casa del libro

 

Puntúa esta entrada

Tags: , , ,

Sobre el autor ()

Comments are closed.