¿Cómo controlar la ansiedad durante un examen?

Categoría: Noticias por el June 8, 2015

Ya estés estudiando para la Selectividad o en pleno estrés universitario, mantener la calma ante los exámenes importantes es clave para no salir escaldado.

Jornadas de estudio, largas, muy largas e interminables, vivir por y para el estudio, dedicación absoluta y exclusiva… Pero todo ello puede no servir para nada si la ansiedad aparece para dejarnos en la estacada.

Diferentes estudios han demostrado que hasta un 25 por ciento de los alumnos disminuye su rendimiento académico por culpa de los nervios, las preocupaciones y la ansiedad.

Mathematics

Para que la ansiedad no arruine tus exámenes, primero, hay que saber diferenciar. Existen dos tipos:

  • RACIONAL Aparece cuando un alumno no tiene técnicas de estudio adecuadas o cuando su nivel de exigencia estudiando ha sido bajo.
  • IRRACIONAL Aborda al estudiante que se ha preparado correctamente. Se traduce en nervios, miedo escénico y temor a quedarse en blanco durante el examen. La ansiedad irracional puede manifestarse también por el condicionamiento negativo de una asignatura concreta, ya sea porque los compañeros nos hablaron mal de ella o por conocimiento personal.

Después de los tipos, hay que tener en cuenta que la ansiedad se hace notoria en tres niveles: físico, motor y cognitivo. Lo más importante es aprender a controlar los nervios para que no afecten a nuestro sistema cognitivo, y así no tengamos problemas de quedarnos en blanco.

Ansiedad positiva

Sin embargo, algunos expertos opinan que la ansiedad, bien llevada, puede convertirse en un aspecto positivo para el estudiante, ya que puede ser en un motivador muy efectivo. La ansiedad es una respuesta emocional ante situaciones cuyo resultado desconocemos, por lo que, si se lleva bien, puede apretarnos las tuercas para que todo salga correctamente.

El problema empieza cuando no se sabe gestionar dicha ansiedad y se permite que llegue a niveles elevados.

ansiedad-examen1

Plantarle cara

Aunque sea uno de los mayores enemigos del estudiante activo, la ansiedad irracional puede prevenirse y contenerse.

  • Un buen antídoto es aplicar técnicas de estudio adecuadas, que favorezcan la retención de contenidos y aumenten la seguridad en uno mismo.
  • Las técnicas de relajación también pueden ayudarnos en un momento de crisis. Dedicar unos minutos a respirar profundamente puede ser muy útil en un momento crítico. Eso mantendrá nuestra ansiedad en unos mínimos hasta beneficiosos.
  • Ahuyentar pensamientos negativos es también bastante útil. Jamás hay que pensar que algo malo ocurrirá y también hay que tratar de mantener nuestro optimismo elevado. Evitando pensamientos negativos favorecemos el auto-control de la ansiedad.
  • Último, y muy importante, es también el hecho de tener confianza en uno mismo. Afrontar un examen con la seguridad de que se obtendrá un buen resultado puede ser el mejor método de ahuyentar los nervios y sus efectos secundarios.

Sobrevivir a los exámenes no es complicado. Tan solo has de aplicar éstas y otras técnicas para domar los nervios y haber estudiado lo que cada materia precise. Especialmente, cuando tengamos los exámenes seguidos en un periodo de 7 días más o menos.

Además de los anteriores consejos, ahí va un título que seguro reafirmará tu confianza de cara a un periodo de académico temible.

3.8 (76%) 5 votes

Tags: , ,

Sobre el autor ()

Comments are closed.