Consejos para escribir el CV sin experiencia laboral

Categoría: Noticias por el August 30, 2016

cv

Llega septiembre, fin de las vacaciones, vuelta a la realidad y hay que buscarse la vida. Por eso es muy importante que te tomes estos días para actualizar tu currículum y poner todo a punto para que te lluevan las ofertas y consigas el éxito profesional.

Durante esta semana vamos a ofrecer consejos sobre cómo redactar tu primer CV, cómo actualizarlo, cómo escribir una carta de presentación o cómo organizar tu currículum europeo. En definitiva, todo lo que necesitas para triunfar en el mercado laboral. Así que estate atento y no te pierdas nuestros consejos.

¿Cómo hacer mi CV si no tengo experiencia laboral?

Lo primer que tienes que saber es que no pasa nada si no tienes experiencia. Todos hemos tenido nuestra primera vez y hemos pasado por eso.

Lo mejor es que en ese caso hagas un CV sencillo, muy claro y conciso. Esta es la herramienta para llamar la atención del reclutador. Por eso, no trates de disimular que no has trabajado nunca. Lo mejor es ser sincero y exponer cuáles son tus virtudes y qué es lo que puedes ofrecerles.

De esta forma en esta clase de currículums debes destacar tus habilidades, tus objetivos y tu formación y trayectoria académica, teniendo en cuenta las necesidades de la empresa para la que te ofreces y destacando tus virtudes.

Para darle veracidad y credibilidad a lo que dices adjunta referencias o cartas de recomendación de profesores o tutores, o algún expediente o certificado de algún premio que te diferencie del resto de candidatos.

Estructura

Como ya hemos dicho lo mejor es una estructura simple y ordenada. Si no cuentas con experiencia el CV no debería ocuparte más de una página para facilitar la lectura.

Si es tu primer currículum, la estructura más fácil para organizar la información es por orden cronológico. De esta forma lo primero que debes incluir son tus datos personales, tus objetivos, tus intereses laborales o motivaciones, para luego añadir tu formación, idiomas y colaboraciones o prácticas. De esta forma, puedes separar por años los cursos o los estudios que hiciste.

Por otro lado, puedes utilizar alguna fórmula distinta, más creativa, ordenando tu currículum por temas o combinándolo todo. Lo importante es que la información esté clara y que el reclutador no se quede con ninguna duda.

Vocabulario

Las palabras que utilizas son fundamentales. Y es que para que resulte más atractivo es frecuente utilizar verbos de acción. Estos son perfectos para hablar sobre tus contribuciones o las habilidades que has adquirido. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Habilidades financieras: elaborar, calcular, administrar, registrar, pronosticar.
  • Habilidades creativas: diseñar, crear, personalizar, componer.
  • Habilidades ejecutivas: liderar, gestionar, dirigir, planificar, coordinar, supervisar, ejecutar, delegar.
  • Desarrollo en unas prácticas o a lo largo de los estudios: desarrollar, organizar, resolver, promover, poner en marcha, conseguir.

Carta de presentación

Además es importante que acompañes el CV con una carta de presentación en la que recojas tus intereses. En esta puedes entrar a explicar por qué tus habilidades y cualidades se ajustan al perfil que necesita la empresa y podrás justificar además tu interés en ese puesto y en esa empresa.

A través de esta, permites que la empresa sepa más de ti, te conozca mejor, tus puntos fuertes, vea cómo te expresas, qué es lo que te mueve y de esta forma podrá decidir mejor sobre si le interesa tu candidatura o no.

Puntúa esta entrada

Sobre el autor ()

Comments are closed.