¿Qué hacer en caso de terremoto?

Categoría: Noticias por el January 25, 2016

Si te tocara vivir un terremoto como el de Málaga, ¿sabrías cómo actuar en los momentos más importantes? A dónde ir, qué hacer…

Ciudades españolas como Málaga o Melilla sintieron en la madrugada del este lunes 25 de enero, el temblor de un terremoto –con epicentro en el mar– que ha llegado a ser tasado en 6,3 grados en la escala de Richter.

Sin llegar al eco de una catástrofe natural, son palabras para no tomar a broma. Y, como en cualquier fuerza desatada de la naturaleza, es preciso saber cómo actuar ante estas situaciones. A continuación, presentamos una pequeña hoja de ruta.

Antes del terremoto

Conviene estar prevenido para un movimiento de Tierra como el acontecido en Málaga. Por eso, antes de cualquier temblor, sin saber que va a ocurrir, es interesante:

  • Tener a mano un botiquín de primeros auxilios, linternas, radio, pilas, además de algún tipo de alimento no perecedero y agua embotellada.
  • Tener claro el plan de actuación en casa de terremoto: a dónde ir, a dónde no… Todo el mundo en la familia tiene que saber cómo actuar.
  • Conocer los principales teléfonos de emergencias: Protección Civil, Policía, Cruz Roja
  • Fijar bien los objetos que corren riesgo de desplazarse en caso de terremoto. En especial los más pesados, que son los que más daño pueden hacer en caso de movimiento.
  • Cerciorarse de que la estructura y cimientos de nuestra vivienda están en buen estado.

 

Durante el terremoto

  • Lo más importante es mantener una actitud serena y constructiva, calmada, ya que es una situación de emergencia. Perder la calma puede desencadenar una tragedia.
  • Saber que si el terremoto no es fuerte –solo un pequeño temblor– no hay por qué preocuparse. Todo pasará en segundos.
  • Si se trata de un terremoto intenso, hay que ponerse en un lugar seguro (debajo de una mesa o agarrarse a un elemento firme sobre el que no puedan caer objetos contundentes). Y mantener la calma, procurando que los demás también lo hagan.

 

En el interior de un edificio

  • Evitar las salidas y escaleras puede ser una buena opción: estas vías suelen estar demasiado atascadas de gente intentando escapar.
  • Cobijarse bajo estructuras o elementos que nos protejan de objetos que puedan venirse abajo o desprenderse a causa del seísmo. Esto puede ser debajo de una mesa, bajo una puerta
  • Nada de usar el ascensor, la electricidad puede quedar interrumpida y, por lo tanto, quedar atrapado.
  • Apagar cualquier tipo de fuego si es que hay alguno encendido.

En el exterior de un edificio

  • Alejarse de elementos que puedan precipitarse, como edificios, paredes, postes de electricidad
  • El lugar más seguro será un lugar abierto, libre de edificios y asfalto. Tampoco es bueno correr por las calles, por no dar sensación de pánico.
  • Si estamos en un coche, no salir de él y procurar quedarnos en el lugar más seguro posible.

 

Después del terremoto

Después del terremoto, hay nociones importantes como no usar el teléfono a menos que sea estrictamente necesario, ya que podríamos colapsar las líneas e interrumpir llamadas más importantes.

También hay que mantDespués del terremotoener las calles despejadas para los servicios de emergencia o estar alerta de posibles réplicas del terremoto, que suelen ser de menor intensidad. Tampoco conviene acercarse a la costa, ya que pueden producirse tsunamis o maremotos.

Un fiel testimonio de estas situaciones resulta la obra Después del Terremoto, que narra seis historias —“conmovedoras, impactantes” según el New York Times– ocurridas después del terremoto de la ciudad japonesa de Kobe (en 1995).

¿Qué ocurre en una ciudad después del desastres, cuando el silencio es una mala noticia? Seis testimonios realistas sobre el desastre dan vida a lo que, una vez ocurrido, nunca se asoma a través en una cámara.

Sobre el autor ()

Comments are closed.